Euskadi.eus

Normativa

Imprimir

DECRETO 126/2019, de 30 de julio, de centros residenciales para personas mayores en el mbito de la Comunidad Autnoma del Pas Vasco.

Identificacin

  • mbito territorial: Autonmico
  • Rango normativo: Decreto
  • rgano emisor: Empleo y Polticas Sociales
  • Estado vigencia: Vigente

Boletn oficial

  • Boletn oficial: BOPV (Pas Vasco)
  • N boletn: 170
  • N orden: 4108
  • N disposicin: 126
  • Fecha de disposicin: 30/07/2019
  • Fecha de publicacin: 09/09/2019

mbito temtico

  • Materia: Asuntos sociales y empleo
  • Submateria: Asuntos sociales

Texto legal

Mostrar ndiceOcultar ndice

La Ley 12/2008, de 5 de diciembre, de Servicios Sociales establece, en el artculo 22, el Catlogo de Prestaciones y Servicios del Sistema Vasco de Servicios Sociales y, en la relacin de servicios sociales de atencin secundaria, contempla los centros residenciales para personas mayores (apartado 2.4.1.).

El Decreto 185/2015, de 6 de octubre, de Cartera de prestaciones y servicios del Sistema Vasco de Servicios Sociales, en la ficha del Anexo I relativa a los Centros residenciales para personas mayores (2.4.1) define el servicio y sus objetivos, las prestaciones que incluye, la delimitacin de la poblacin destinataria y la especificacin de los restantes requisitos de acceso, estableciendo que est sujeto a copago.

Los centros residenciales para personas mayores son centros destinados a servir de vivienda habitual o permanente, y en su caso temporal, a personas mayores de 65 aos en situacin de dependencia o, en su caso, de riesgo de dependencia, a las que se presta una atencin integral y continua.

Este servicio se regula actualmente mediante el Decreto 41/1998, de 10 de marzo, sobre los servicios sociales residenciales para la tercera edad, modificado por Decreto 125/2005, de 31 de mayo, de modificacin del Decreto sobre los Servicios Sociales residenciales para la tercera edad, y por Decreto 195/2006, de 10 de octubre, de segunda modificacin del Decreto sobre los Servicios Sociales residenciales para la tercera edad. Esta normativa es aplicable tambin a los servicios de alojamiento para personas mayores de competencia municipal regulados en las fichas 1.9.3 de Apartamentos tutelados y 1.9.4 de Vivienda comunitaria, de acuerdo con la Disposicin Adicional Primera del Decreto de Cartera.

Se constata la necesidad de actualizar los requisitos materiales, funcionales y de personal que establece esta normativa anterior a la aprobacin de la Ley 12/2008, de 5 de diciembre, de Servicios Sociales.

Dentro de este marco legal y en este contexto de necesidad, a travs del nuevo Decreto se pretende regular todos los centros residenciales para personas mayores ubicados en la Comunidad Autnoma del Pas Vasco con la finalidad de garantizar a las personas que se encuentran en esta situacin el derecho a recibir unos servicios de atencin residencial de calidad. Todo ello en consonancia con el artculo 9.1.m) de la Ley de Servicios Sociales y el artculo 11 del Decreto 64/2004, de 6 de abril, por el que se aprueba la carta de derechos y obligaciones de las personas usuarias y profesionales de los servicios sociales en la Comunidad Autnoma del Pas Vasco y el rgimen de sugerencias y quejas, los cuales establecen el derecho de las personas usuarias de los servicios sociales a la calidad de los servicios y centros a los que tienen acceso, de acuerdo con los requisitos materiales, funcionales y de personal que se determinen reglamentariamente, sin perjuicio de su continuo proceso de revisin y siempre susceptibles de mejora.

El Sistema Vasco de Servicios Sociales tiene entre sus principios el de garantizar unos estndares mnimos de calidad, y con el establecimiento de los requisitos materiales, funcionales y de personal imprescindibles que los centros residenciales destinados a las personas mayores tendrn que cumplir, se pretende la incorporacin de niveles de exigencia mnimos garantizando un sistema de servicios sociales de responsabilidad pblica y el derecho de las personas usuarias a la calidad de la proteccin social.

De esta forma, se establece el umbral mnimo de exigencia para los centros para poder actuar en el campo de la atencin residencial a las personas mayores.

Asimismo, el decreto atiende a la necesidad de incrementar las ratios referidas a las plantillas ya que inciden en el nivel de atencin a prestar, estableciendo nuevas ratios variando las actuales del Decreto 41/1998, de 10 de marzo, sobre servicios sociales residenciales para la tercera edad.

El presente Decreto se dicta en virtud de la potestad reglamentaria otorgada al Gobierno Vasco por el artculo 40 de la Ley de Servicios Sociales para la ordenacin de los servicios sociales, regulando los requisitos materiales, funcionales y de personal exigidos a los centros de servicios sociales al objeto de su autorizacin y homologacin, en aplicacin del mandato de la disposicin adicional cuarta de la Ley.

El texto se estructura en una exposicin de motivos, 45 artculos distribuidos en cinco captulos, una disposicin adicional, seis disposiciones transitorias, una disposicin derogatoria y una disposicin final.

En el Captulo I de Disposiciones generales, se definen los elementos esenciales del marco de aplicacin del Decreto. El Decreto ser de aplicacin a todos los centros residenciales para personas mayores, tanto de titularidad pblica como privada, ubicados en la Comunidad Autnoma del Pas Vasco.

En el Captulo II, se establecen las condiciones mnimas de los recursos materiales y los equipamientos. Los centros debern ubicarse preferentemente en ncleos poblacionales y en todo caso con un acceso sencillo y rpido al resto de los servicios comunitarios. Los preceptos siguientes establecen que las instalaciones debern cumplir las condiciones bsicas exigidas en las legislaciones sectoriales, en funcin de su tamao y caractersticas, con especial incidencia en la garanta de las condiciones de accesibilidad en todos los aspectos. Se establecen asimismo las condiciones mnimas del rea sanitaria obligatoria y las condiciones mnimas de las unidades opcionales de psicogeriatra y sociosanitaria.

El Captulo III establece los requisitos funcionales de la atencin residencial con objeto de garantizar la calidad asistencial del servicio, y se dedica a la regulacin del modelo de atencin; a la atencin integral y centrada en la persona; profesional de referencia; el modelo de gestin, evaluacin y mejora continua de la calidad; las condiciones y contenidos mnimos del servicio residencial para personas mayores; fase de ingreso: preparacin y adaptacin; fase de estancia; fase de salida del centro; relaciones del personal con las personas usuarias; directrices aplicables en situaciones de riesgo. Por ltimo, se determinan las normas de organizacin y gestin de los centros residenciales, con una relacin exhaustiva de la documentacin de la cual debern disponer. As como, obligaciones del centro y privacidad de las personas usuarias.

El Captulo IV regula los requisitos mnimos de personal considerados necesarios para el buen funcionamiento del centro, tanto en nmero de profesionales como en su formacin, diferenciando varias categoras profesionales: a) Personal de Atencin Indirecta (Responsable de centro, personal de administracin y personal de servicios generales) y b) Personal de atencin directa (Equipo tcnico, equipo de personal cuidador). Se establecen las titulaciones acadmicas necesarias para el desempeo del puesto de trabajo y, en el caso del personal de apoyo de atencin directa, como alternativa a la titulacin de formacin profesional, podrn acreditar la cualificacin profesional idnea para el ejercicio de la actividad a travs de los certificados de profesionalidad que se han considerado equivalentes. Las ratios de personal mnimos se establecen en funcin del tipo de atencin y el grado de dependencia.

El ltimo Captulo, V, establece los criterios de homologacin que debern cumplir los centros residenciales dependientes de entidades privadas debidamente autorizadas para intervenir en la prestacin de servicios sociales integrados en el Sistema Vasco de Servicios Sociales, segn lo sealado en el artculo 59.2 de la Ley de Servicios Sociales. La disposicin adicional nica establece una excepcin para la aplicacin del presente Decreto a los servicios residenciales de carcter experimental, con objeto de posibilitar el desarrollo de modalidades alternativas e innovadoras de atencin y siempre con sujecin a los plazos de autorizacin previstos en la disposicin adicional quinta de la Ley de Servicios Sociales.

Los requisitos sern exigibles a los nuevos centros desde el comienzo de su actividad, pero las disposiciones transitorias contienen un rgimen excepcional para los centros preexistentes a la fecha de entrada en vigor del Decreto.

En su virtud, y a propuesta de la Consejera de Empleo y Polticas Sociales, oda la Comisin Jurdica Asesora de Euskadi, y previa deliberacin y aprobacin del Consejo de Gobierno en su sesin celebrada el da 30 de julio de 2019,

El presente Decreto tiene por objeto regular los requisitos materiales, funcionales y de personal que deben reunir los centros residenciales para personas mayores, definir el modelo de atencin y establecer las condiciones para su autorizacin de funcionamiento, acreditacin y homologacin en su caso.

  1. El presente Decreto ser de aplicacin a todos los centros residenciales para personas mayores, tanto de titularidad pblica como privada, ubicados en la Comunidad Autnoma del Pas Vasco.

  2. Expresamente se excluyen del mbito de aplicacin de este Decreto los servicios de alojamiento para personas mayores, es decir, los apartamentos tutelados y las viviendas comunitarias, cuyo rgimen se determinar reglamentariamente.

  3. Todo ello, sin perjuicio de que en el mismo edificio en que se emplaza el centro residencial para personas mayores puedan ofrecerse otros servicios para dicho colectivo, conforme a la normativa que resulte de aplicacin a dichos servicios.

  1. Los centros residenciales para personas mayores son centros destinados a servir de vivienda habitual o permanente, y en su caso temporal, a personas mayores de 65 aos en situacin de dependencia o, en su caso, de riesgo de dependencia, a las que se presta una atencin integral y continua.

  2. Son centros de alta intensidad, que garantizan: a) la presencia permanente 24 horas al dade personal cuidador; b) la prestacin de un servicio mdico y de enfermera; c) el apoyo de un equipo multidisciplinar de profesionales con los perfiles idneos para la prestacin de una atencin integral orientada al bienestar fsico, psicolgico y social.

Los centros residenciales para personas mayores persiguen los siguientes objetivos:

  1. Garantizar a las personas usuarias los cuidados y la asistencia personal necesaria para realizar las actividades de la vida diaria, tratando de mantener su autonoma personal y, en lo posible, fomentar el desarrollo y evitar el deterioro de la misma.

  2. Que las personas usuarias mantengan o desarrollen, con el apoyo necesario, actividades orientadas a mantener sus relaciones con el entorno comunitario y a participar en el mismo.

  3. Que las personas usuarias mantengan y amplen las relaciones con la familia y con otras personas residentes o ajenas al medio residencial, y participen, en lo posible, en la vida del centro.

  4. Favorecer su sentimiento de seguridad.

  1. Las personas usuarias de los centros residenciales sern personas con una edad igual o superior a 65 aos en situacin de dependencia o, en su caso, de riesgo de dependencia y, con carcter excepcional, personas mayores de edad que puedan equipararse a dicho colectivo por circunstancias personales y sociales.

    En los supuestos excepcionales previstos en este apartado deber quedar debidamente acreditado y justificado que la atencin prestada en un centro residencial para personas mayores es la idnea para atender las necesidades de la persona.

  2. De forma excepcional y con objeto de mantener la unidad de convivencia, tambin podrn acceder a los centros residenciales, junto con las personas usuarias antes citadas, no siendo aplicable dicho lmite de edad:

    1. Su cnyuge o pareja de hecho, en ambos casos mediando relacin de convivencia habitual;

    2. Quien acredite tener con la persona usuaria una relacin de parentesco hasta el segundo grado de consanguinidad o afinidad y mantenga con ella una relacin de convivencia habitual. Se requerir motivacin fundamentada de los servicios sociales de base y autorizacin foral en caso de plazas concertadas por la Diputacin, as como fundamentacin en los centros de titularidad pblica.

  1. Los principios rectores que deben orientar la actuacin de los centros residenciales para personas mayores son los siguientes:

    1. Principio de normalizacin: el gnero de vida de las personas usuarias se deber ajustar lo ms posible, en todos los rdenes de la vida, a la conducta y pautas de comportamiento consideradas como normales para el resto de la ciudadana.

    2. Principio de autonoma: en el mbito de la vida cotidiana de las personas usuarias se respetarn sus valores, deseos, y creencias siempre que no afecten negativamente al resto de sus compaeros o compaeras y se mantendr el mayor nivel de independencia posible recibiendo los apoyos necesarios y adaptados a su situacin.

    3. Principio de participacin: con objeto de lograr la plena integracin de las personas usuarias en el centro residencial se deber potenciar su participacin en las actividades y en el funcionamiento general del mismo, teniendo en cuentas sus preferencias, gustos y deseos.

    4. Principio de integracin: en el mbito de la vida familiar, social, poltica y cultural de las personas residentes, se tender al mantenimiento de las mismas en el entorno comunitario habitual, facilitando el acceso y la posibilidad de utilizar los recursos comunitarios en igualdad con el resto de la poblacin.

    5. Principio de integralidad: la atencin que se preste a cada persona usuaria deber ser integral, es decir, se deber tender a la consecucin de un modelo global de salud y bienestar, que deber abarcar, debidamente coordinados entre s, los aspectos sanitarios, sociales, psicolgicos, ambientales, convivenciales, culturales y otros anlogos.

    6. Principio de profesionalizacin: sin perjuicio de la labor del voluntariado social, al que se le reconoce su valor complementario, todo el personal del centro residencial deber tener las competencias tcnicas, relacionales y ticas para prestar unos cuidados de calidad.

    7. Principio de atencin personalizada e integral: desde un enfoque de atencin centrada en la persona, se promovern modelos de atencin integral, personalizada y adaptada a las necesidades de cada persona usuaria. Asimismo, teniendo en cuenta la singularidad de cada persona, se respetar su intimidad y dignidad y se prestaran los apoyos necesarios para que conserve su identidad nica.

    8. Principio de autodeterminacin: en el mbito de la toma de decisiones, se informar, orientar y se prestarn las ayudas necesarias para que las personas usuarias puedan continuar con su proyecto de vida, y sean ellas mismas quienes ejerzan el control sobre los asuntos que les afectan.

  2. Las disposiciones contenidas en el presente Decreto se interpretarn de acuerdo con:

    1. El espritu y los principios establecidos en la Ley 12/2008, de 5 de diciembre, de servicios sociales y en el Decreto 64/2004, de 6 de abril, por el que se aprueba la carta de derechos y obligaciones de las personas usuarias y profesionales de los servicios sociales en la Comunidad Autnoma del Pas Vasco y el rgimen de sugerencias y quejas.

    2. Las disposiciones contenidas en la Ley 39/2006, de 14 de diciembre, de promocin de la autonoma personal y atencin a las personas en situacin de dependencia.

  1. Las personas usuarias de los centros residenciales para personas mayores, pertenezcan o no al sistema pblico, tendrn garantizados, adems de los derechos constitucional y legalmente reconocidos, los derechos regulados en el artculo 9 de la Ley 12/2008, de 5 de diciembre de servicios sociales, y en el Decreto 64/2004, de 6 de abril, por el que se aprueba la carta de derechos y obligaciones de las personas usuarias y profesionales de los servicios sociales en la Comunidad Autnoma del Pas Vasco y el rgimen de sugerencias y quejas.

  2. Las personas usuarias de los centros residenciales para personas mayores debern cumplir los deberes regulados en el artculo 10 de la Ley 12/2008, de 5 de diciembre, de servicios sociales, y las obligaciones del Decreto 64/2004, de 6 de abril, por el que se aprueba la carta de derechos y obligaciones de las personas usuarias y profesionales de los servicios sociales en la Comunidad Autnoma del Pas Vasco y el rgimen de sugerencias y quejas.

  3. Las personas que se encuentren en un centro residencial en calidad de familiares o visitantes de personas usuarias debern cumplir las normas de organizacin y funcionamiento del centro, de acuerdo con lo dispuesto en el reglamento de rgimen interior previsto en el artculo 36.

  1. Los centros residenciales para personas mayores estarn sujetos a las actuaciones administrativas de autorizacin, registro, homologacin e inspeccin que les correspondan atendiendo a la naturaleza pblica o privada de la entidad titular de las mismas, en los trminos previstos en el Decreto 40/1998, de 10 de marzo, sobre autorizacin, registro, homologacin e inspeccin de servicios sociales de la Comunidad Autnoma del Pas Vasco, y el Decreto 155/2012, de 24 de julio, de Registros de Servicios Sociales, o normativas que los sustituyan.

  2. Para ser autorizadas por la Administracin competente, los centros residenciales para personas mayores de titularidad privada debern cumplir los requisitos materiales, funcionales y de personal regulados en los captulos II, III y IV del presente Decreto.

  3. Para integrarse en el Sistema Vasco de Servicios Sociales, los centros residenciales para personas mayores de titularidad privada requerirn, adems de la autorizacin, su homologacin para lo cual debern cumplir los requisitos regulados en el Captulo V del presente Decreto.

  4. Con el fin de garantizar la homogeneidad de la red de servicios, los centros residenciales para personas mayores de titularidad pblica, aun no estando sujetos a autorizacin ni homologacin, debern cumplir los requisitos materiales, funcionales y de personal regulados en los captulos II, III y IV, as como los criterios de homologacin establecidos en el Captulo V.

  1. Los centros residenciales para personas mayores se ubicarn en un entorno no aislado y prximo a servicios comunitarios. En todo caso, estarn debidamente comunicados con el centro del municipio mediante transporte pblico o, en su defecto, las residencias facilitarn otro medio alternativo de transporte diario al centro del municipio.

  2. La zona de ubicacin reunir las debidas condiciones de seguridad, salubridad y accesibilidad, y contar con accesos y alrededores inmediatos bien iluminados.

  3. Debern disponer de jardines o espacios exteriores donde poder pasear o facilitar el acceso a plazas o jardines pblicos.

  4. Debern estar identificadas mediante rtulos o placas que sean visibles desde la va pblica y situados en su entrada o acceso principal. Dicha identificacin contendr la denominacin del centro y la actividad a la que se dedica.

  1. Los centros residenciales para personas mayores debern cumplir, en funcin de su tamao y caractersticas, las condiciones estipuladas en la legislacin vigente en materia urbanstica, arquitectnica, de prevencin de riesgos laborales, de sanidad e higiene, de tratamiento de residuos, as como en cualquier otra materia que les sea aplicable.

  2. Los centros residenciales, para personas mayores de ms de 25 plazas tendrn una distribucin modular, con un mximo de 25 plazas por mdulo. La capacidad mxima de cada centro residencial ser de 150 plazas.

  3. La calidad vivencial de los centros residenciales deber adecuarse a las necesidades de las personas mayores residentes, sobre todo en lo que respecta a la habitabilidad, el espacio, la seguridad, la accesibilidad, las facilidades para la orientacin y el espacio privado.

  4. Los centros residenciales para personas mayores estarn dotados de las instalaciones o equipos necesarios que permiten ofrecerles una atencin adecuada a sus necesidades. En la medida en que estas necesidades cambien, se determinar un proceso continuo de adaptacin a las mismas.

  5. Se prestar especial atencin al mantenimiento, conservacin y reparacin, en su caso, de locales, instalaciones y mobiliario, con objeto de evitar su deterioro, as como al conjunto de mquinas, calderas, instalaciones o instrumentos que, en el caso de poder entraar algn riesgo potencial, debern ser manipulados exclusivamente por empresas instaladoras autorizadas.

  6. De igual forma, se asegurar, con la frecuencia necesaria, la limpieza y desinfeccin del inmueble y dependencias, as como todos los materiales, utensilios y dems enseres.

  7. Los centros residenciales podrn crear unidades de psicogeriatra, unidades sociosanitarias y unidades convivenciales para favorecer la mejor atencin de la persona residente, atendiendo al tipo de dependencia, grado de la misma e intensidad de cuidados que precise.

  1. En los stanos y semistanos no podrn en ningn caso ubicarse habitaciones.

  2. Se dispondr de iluminacin y ventilacin natural y directa en habitaciones, salas de estar y actividades y comedor. Adems, todas las salas y dependencias cerradas que puedan ser utilizadas habitualmente por las personas usuarias o el personal, deben disponer de ventilacin y renovacin del aire. Todo ello sin perjuicio de la aplicacin cuando proceda del Reglamento de Instalaciones Trmicas en los Edificios.

  3. Con carcter general, se garantizar un nivel mnimo de iluminacin artificial de 200 lux en todas las estancias y zonas de circulacin. En las zonas de trabajo o lectura y en la sala de consulta y el cuarto de curas y botiqun el nivel mnimo ser de 500 lux. Se recomienda disponer de mecanismos reguladores.

  4. Los baos y aseos contarn con ventilacin directa al exterior o forzada mediante conducto de ventilacin.

  5. Se asegurar el confort trmico garantizando una temperatura interior igual o superior a 21 C e inferior a 27 C. En ningn caso se admitir la utilizacin de sistemas de calefaccin susceptibles de provocar llama por contacto directo o proximidad.

  6. La altura mnima libre de las estancias ser de 2,50 m. En zonas de paso, cuartos tcnicos o de servicios, baos, aseos, vestuarios o puntos localizados podr disminuirse hasta un mnimo de 2,30 m. En habitaciones abuhardilladas no ser computable hasta los 2,20 m.

  7. El centro residencial debe contar con al menos un telfono que permita a las personas usuarias recibir y realizar llamadas exteriores en condiciones de privacidad, disponiendo como mnimo de un telfono por mdulo.

  1. Los centros residenciales para personas mayores debern cumplir todas las obligaciones que se deriven de las disposiciones vigentes en materia de instalacin y funcionamiento de maquinaria, seguridad de instalaciones, medidas de autoproteccin frente a emergencias, sistemas de prevencin de incendios y cualesquiera otras que se determinen en la legislacin sectorial, garantizando la adecuada informacin y formacin del personal y de las personas usuarias.

  2. En relacin a la proteccin contra incendios los centros residenciales para personas mayores debern cumplir lo siguiente:

    1. La entidad titular del centro elaborar y pondr en prctica, en colaboracin con los servicios tcnicos correspondientes, un Plan de Autoproteccin, que se someter a la aprobacin del rgano competente con arreglo al procedimiento legalmente regulado (Real Decreto 393/2007, de 23 de marzo, por el que se aprueba la Norma Bsica de Autoproteccin, Decreto 277/2010, de 2 de noviembre, por el que se regulan las obligaciones de autoproteccin, o normativa que la sustituya).

    2. La entidad titular informar y formar al personal en los aspectos tanto de prevencin como de deteccin, en las normas de actuacin ante el fuego y en la evacuacin del centro residencial de acuerdo con el plan de autoproteccin con especial consideracin a las necesidades de las personas usuarias.

    3. El plan de autoproteccin se remitir al servicio de extincin de incendios del rea en que se encuentra enclavado el centro residencial, y al rgano de la administracin pblica competente para otorgar la licencia, permiso o autorizacin determinante para la explotacin o inicio de la actividad y, en el supuesto de que la altura de evacuacin del edificio sea igual o superior a 28 m o cuando existan ocupantes que no puedan realizar la evacuacin por sus propios medios remitir el citado Plan al rgano de la Administracin General de la Comunidad Autnoma de Euskadi competente en materia de atencin de emergencias y proteccin civil a efectos de homologacin.

    4. La Direccin del centro residencial adoptar de inmediato las disposiciones necesarias para asegurar la libre circulacin de los vehculos del servicio de extincin de incendios y su aparcamiento cerca de la puerta de acceso, escaleras exteriores, bocas de incendio o hidrantes externos.

    5. El centro residencial entregar una copia de los planos actualizados del edificio al servicio de extincin de incendios que le corresponda, con indicacin de los extremos siguientes: vas de evacuacin previstas en el plan de emergencia contra incendios, situacin de equipos de extincin fijos o mviles y zonas de alto riesgo de fuego.

    6. Una copia de esta documentacin debidamente actualizada y plastificada se depositar en el centro residencial, en el lugar especfico de fcil acceso que determine el servicio de extincin de incendios del rea en la que se encuentre situado el centro residencial, para su uso exclusivo, con el rtulo de uso exclusivo de bomberos.

    7. La Direccin del establecimiento organizar y se responsabilizar del mantenimiento de los sistemas de seguridad contra incendios, tanto en sus aspectos de prevencin, como de deteccin, extincin y evacuacin. Para control de los mismos llevara un registro de las revisiones realizadas.

    8. Los centros residenciales debern contar con las siguientes instalaciones mnimas:

      Sealizacin.

      Iluminacin de emergencia.

      Dotacin de extintores porttiles.

      Instalacin de deteccin y alarma.

      Bocas de incendio equipadas.

  3. Se garantizar la evacuacin o proteccin segura de personas encamadas.

  4. Los centros residenciales dispondrn de suministro complementario o de seguridad, segn establece el Reglamento Electrotcnico de Baja Tensin.

  5. Los enchufes dispondrn de tapas protectoras o sistemas de seguridad equivalentes.

  1. Los centros residenciales para personas mayores debern cumplir los requisitos previstos en la Ley 20/1997, de 4 de diciembre, para la promocin de la accesibilidad, en su normativa de desarrollo, en particular, en el Decreto 68/2000, de 11 de abril, por el que se aprueban las normas tcnicas sobre condiciones de accesibilidad de los entornos urbanos, espacios pblicos, edificaciones y sistemas de informacin y comunicacin, y en el Cdigo Tcnico de la Edificacin en su Documento Bsico SUA Seguridad de utilizacin y accesibilidad.

  2. En todas las habitaciones, los aseos y los baos podr inscribirse un crculo libre de obstculos de 1,50 m de dimetro.

  3. En las zonas de circulacin de personas usuarias se instalarn pasamanos en ambos lados y a una altura de 90 5 cm.

  4. El conjunto de los equipamientos, del mobiliario y de los materiales debern estar adaptados para posibilitar su uso, en condiciones de seguridad, por personas con movilidad reducida u otras necesidades especiales.

  5. Se utilizar el contraste cromtico en paredes, suelos y mobiliario con el fin de garantizar la visibilidad o diferenciacin de espacios y sus elementos.

  6. Los centros residenciales para personas mayores debern contar con la gama necesaria de productos de apoyo, y en nmero suficiente, para la atencin y la movilizacin de las personas con movilidad reducida. Esta obligacin no se extender a los productos individuales de apoyo a los que la persona pueda acceder en el marco de las prestaciones econmicas para la adquisicin de prestaciones tecnolgicas previstas en el apartado 3.3 del Catlogo de Prestaciones y Servicios Sociales contenido en el artculo 22 de la Ley 12/2008, de 5 de diciembre, de Servicios Sociales.

    Contarn tambin con los elementos necesarios para la movilizacin y elevacin de las personas con movilidad reducida.

  7. A fin de incrementar la accesibilidad, la autonoma y la seguridad de las personas usuarias en la utilizacin de las instalaciones se recomienda implantar soluciones domticas o equivalentes.

Los centros residenciales debern contar con:

  1. Zona de administracin, que comprender las dependencias destinadas a funciones de gestin y administracin y las destinadas a las funciones de intervencin del resto del personal tcnico.

  2. reas comunes generales, en centros residenciales de ms de 25 plazas, que comprendern los espacios destinados a salas de estar, salas de actividades y aseos, comunes para todos los mdulos.

  3. Mdulos:

    1. reas comunes: comedor y sala de estar.

    2. Habitaciones.

    3. Baos y aseos.

    4. Office.

  4. rea sanitaria, que comprender los espacios de sala de consulta, cuarto de curas y botiqun, sala de fisioterapia y espacio dedicado al servicio de farmacia o al depsito de medicamentos.

  5. Vestuarios y aseos para el personal.

  6. Zona de servicios, que comprender, entre otros, los espacios de cocina, almacenes y lavandera.

  1. Despachos profesionales. Los centros residenciales contarn al menos con dos despachos profesionales, uno destinado a la persona responsable del centro y otro destinado a las y los profesionales del equipo tcnico para la realizacin de las intervenciones teraputicas. En los centros residenciales de hasta 25 plazas podrn compartir un mismo espacio.

  2. Los despachos dispondrn de sistemas que garanticen la custodia de la documentacin de las personas residentes, y contarn, adems, con sistema informtico y conexin a internet.

  3. Sala de reuniones. Los centros residenciales contarn con al menos una sala de reuniones para uso de todos los y las profesionales.

  1. Los centros residenciales de ms de 25 plazas, dispondrn de salas de estar y salas de actividades comunes a todos los mdulos con una superficie til mnima en su conjunto de 2,50 m2 por plaza. En el caso de las estancias diurnas 4,5 m2 por plaza.

  2. En dichas zonas comunes se dispondr de un aseo dotado de inodoro y lavabo sin pedestal por cada 20 personas usuarias o fraccin, que cumplir las condiciones exigidas a los aseos de mdulo.

  3. Se garantizar una iluminacin y ventilacin natural desde espacio abierto exterior en los espacios comunes. La superficie til acristalada ser mayor o igual que 1/10 de la superficie til de la estancia y la superficie til de ventilacin ser mayor o igual que 1/20 de la superficie til de la estancia.

  4. Las ventanas debern estar situadas a una altura que permita la visibilidad en posicin sentada y con las debidas garantas de seguridad.

  5. Es aconsejable la utilizacin de varios espacios de dimensiones reducidas con preferencia a una nica sala de grandes dimensiones. En todo caso, se crearn distintos ambientes que eviten la sensacin de masificacin mediante el diseo adecuado.

  6. Las salas de estar se dotarn de sillones y butacas de carcter individual suficientes y de caractersticas ergonmicas que garanticen la seguridad y el confort de las personas usuarias.

  1. En relacin a las reas comunes:

    1. Se considerarn espacios comunes del mdulo los comedores y las salas de estar. Debern tener una superficie til mnima en su conjunto de 4 m2 tiles por cada persona usuaria. En los centros residenciales de hasta 25 plazas dicha superficie til ser de 5,5 m2 por plaza como mnimo.

    2. Se reservar espacio suficiente para el almacenaje de tiles de vajilla y otros propios del uso del comedor.

    3. Se garantizar una iluminacin y ventilacin natural desde espacio abierto exterior en los espacios comunes. La superficie til acristalada ser mayor o igual que 1/10 de la superficie til de la estancia y la superficie til de ventilacin ser mayor o igual que 1/20 de la superficie til de la estancia.

    4. Las ventanas debern estar situadas a una altura que permita la visibilidad en posicin sentada y con las debidas garantas de seguridad.

    5. Es aconsejable la utilizacin de varios espacios de dimensiones reducidas con preferencia a una nica sala de grandes dimensiones. En todo caso, se crearn distintos ambientes que eviten la sensacin de masificacin mediante el diseo adecuado.

    6. Las salas de estar se dotarn de sillones y butacas de carcter individual suficientes y de caractersticas ergonmicas que garanticen la seguridad y el confort de las personas usuarias.

  2. En relacin a las habitaciones:

    1. Ocuparn un lugar especfico, no pudiendo, en consecuencia, ser paso obligado a otra dependencia.

    2. Las habitaciones sern individuales o dobles, debiendo contar todos los centros residenciales con un 75% del total de plazas en habitaciones de uso individual, como mnimo. Estos porcentajes son mnimos, no obstante, dada la importancia que tiene la intimidad personal para la convivencia, se recomienda como tipo ideal la habitacin individual.

    3. Las habitaciones dobles tendrn una superficie til mnima de 19 m2, excluido el cuarto de bao.

    4. Las habitaciones individuales tendrn una superficie til mnima de 13 m2, excluido el cuarto de bao.

    5. El bao tendr una superficie til mnima de 5 m2 y podr ser compartido.

    6. La distancia lateral entre una cama y un paramento no ser menor de 60 cm, y el espacio del lado opuesto, as como a los pies de la cama, deber medir al menos 90 cm. Esta ltima distancia existir como mnimo entre camas.

    7. Existir un espacio de aproximacin frontal al armario de al menos 1,00 m.

    8. Los pavimentos sern de material fcilmente limpiable y no deslizante.

    9. La iluminacin artificial permitir la lectura y el trabajo.

    10. Cada habitacin dispondr de un diferencial de alta sensibilidad y magnetotrmicos.

    11. Cada habitacin dispondr de luz de sueo.

    12. Todas las habitaciones contarn con una ventana que permita iluminacin y ventilacin natural desde espacio abierto exterior. La superficie til acristalada ser mayor o igual que 1/10 de la superficie til de la estancia y la superficie til de ventilacin mayor o igual que 1/20 de la superficie til de la estancia.

    1. Las ventanas debern estar situadas a una altura que permita la visibilidad en posicin sentada y con las debidas garantas de seguridad.

    2. Todo residente dispondr como mnimo en su habitacin del siguiente equipamiento:

      Una cama articulada con anchura mnima de 90 cm y, en caso de ser necesario, colchn cuyas especificaciones tcnicas, o superficies tiles sean adecuadas para la prevencin y manejo de ulceras por presin.

      Un armario con llave y una capacidad mnima de 1 m3. Las puertas del armario, incluso si fueran correderas, dispondrn de un tirador a modo de asa.

      Una mesilla de noche con cajn y esquinas redondeadas. En mdulos con personas con alto grado de dependencia, incluir una bandeja extensible.

      Una silla con apoyabrazos.

      Un timbre de llamada u otro sistema que garantice la asistencia permanente, accionable desde la cama a la altura adecuada, con aviso en un puesto de control, que permita identificar su procedencia. Adems, al pulsar el timbre de llamada se encender un piloto sobre la puerta de la habitacin, que se apagar con un pulsador de rearme.

      Las personas usuarias encamadas o con un alto grado de dependencia dispondrn de camas articuladas y con ruedas, con tren elevador, y con barras de proteccin.

    3. Si la persona usuaria lo solicita, se incluir una mesa de uso individual o compartido que permita su utilizacin por personas sentadas en silla de ruedas. Dicha mesa podr ser abatible.

    4. El diseo de la habitacin podr experimentar desviaciones con respecto al definido en los apartados anteriores, cuando el equipo tcnico del centro considere que dicho diseo supone un riesgo cierto, habida cuenta de las necesidades o circunstancias individuales de la persona usuaria.

    5. En la zona de habitaciones se prever un espacio para guardar las sillas de ruedas, las gras, etc.

  3. En relacin a los baos y aseos:

    1. En las reas comunes del mdulo existir un aseo dotado de inodoro y lavabo sin pedestal por cada 15 plazas.

    2. Se exigir un bao dotado de inodoro, lavabo sin pedestal y ducha por cada 2 habitaciones, y con acceso directo desde la habitacin.

    3. Dispondrn de condena con botn de desbloqueo exterior y dos timbres de llamada, uno de ellos accesible desde el inodoro, con aviso en un puesto de control, que permita identificar su procedencia.

    4. Las duchas se instalarn sin resalte alguno, a nivel del pavimento, con las pendientes adecuadas para evitar el embalsamiento de agua. Adems, dispondrn de grifera tipo telfono y un sumidero sifnico de gran absorcin.

    5. Los pavimentos sern de material no deslizante y, al igual que los paramentos, fcilmente limpiables.

    6. Se instalar un espejo sobre el lavabo, con inclinacin regulable sobre el paramento vertical y que permita su uso a personas en silla de ruedas.

    7. Todos los centros residenciales debern contar con los medios tcnicos suficientes que garanticen la higiene de personas con alto grado de dependencia.

  4. En relacin al office:

    Los centros residenciales con ms de 25 plazas dispondrn de un office en cada mdulo ubicado junto al comedor, con las siguientes caractersticas:

    1. La grifera ser tipo monomando.

    2. Las paredes estarn cubiertas por materiales fciles de limpiar y desinfectar.

    3. La zona de fregadero y trabajo estar alicatada.

    4. Los suelos sern antideslizantes y fciles de limpiar.

  1. Tanto si los servicios de atencin geritrica se prestan con personal propio como si son concertados, todos los centros residenciales debern disponer, como mnimo, de los siguientes espacios:

    1. Sala de consulta:

      Dotada de espacio suficiente, que permita la consulta verbal, as como el reconocimiento y exploracin de las personas residentes.

      Dispondr de un lavabo con agua caliente y fra y una camilla de exploracin.

    2. Cuarto de curas y botiqun:

      En los centros residenciales de hasta 50 plazas, podr constituir espacio conjunto con la sala de consulta.

      Dispondr de lavabo de agua caliente y fra.

    3. Sala de fisioterapia y rehabilitacin en los centros residenciales de ms de 25 plazas, destinada a la realizacin de ejercicios fsicos de mantenimiento y recuperacin, con las siguientes caractersticas:

      Superficie til mnima de 2n/5 m2, donde n es el nmero de personas residentes, no pudiendo ser en ningn caso inferior a 15 m2.

      Proximidad a servicios higinicos.

    4. La atencin farmacutica:

      Se ajustar a lo previsto en el Decreto 29/2019 de 26 de febrero sobre Servicios de Farmacia y Depsitos de Medicamentos en las residencias para personas mayores ubicadas en la Comunidad Autnoma de Euskadi.

      Todos los centros residenciales para personas mayores con una capacidad de cien o ms camas debern disponer de un servicio de farmacia propio.

      No obstante lo dispuesto en el apartado anterior, a solicitud de la entidad titular del centro, dicha exigencia podr ser eximida por la Administracin Sanitaria previa acreditacin por el citado centro de que dispone de un depsito de medicamentos vinculado a un servicio de farmacia perteneciente a un hospital del Sistema Sanitario de Euskadi, dentro de su rea sanitaria.

      Los centros residenciales para personas mayores con capacidad de menos de cien camas y ms de veinticinco, debern disponer de un depsito de medicamentos.

    5. Los depsitos de medicamentos estarn suficientemente identificados y contarn con instalaciones seguras y adecuadas a sus fines que garanticen una ptima conservacin y custodia de los medicamentos y productos sanitarios, as como su correcto funcionamiento.

      La distribucin interna de los servicios de farmacia contar con las reas siguientes:

      rea administrativa y de gestin.

      rea de recepcin, revisin y almacenamiento de medicamentos y productos sanitarios.

      rea de preparacin y dispensacin de medicamentos y productos sanitarios.

      rea de elaboracin de frmulas magistrales y preparados oficinales.

  2. Los espacios del rea sanitaria debern cumplir con la normativa que les sea aplicable.

Los centros residenciales contarn con vestuarios y aseos dotados de lavabo e inodoro reservados al personal que, como mnimo, debern ajustarse a la proporcin y a las caractersticas que en cada momento determine la normativa vigente en materia de seguridad y salud en los lugares de trabajo.

  1. Cocina: se estar a lo previsto en la normativa que, en cada momento, regule las condiciones exigibles a los comedores colectivos institucionales, en particular los requisitos higinico-sanitarios especficos previstos en relacin con los centros residenciales. El servicio de cocina podr ser propio o contratado.

    Los centros residenciales con ms de 25 plazas debern contar con cocina.

  2. Almacenes: se contar con los espacios adecuados de almacn para que se guarden por separado los alimentos, la lencera y los productos de limpieza del centro. Contarn con un dispositivo que impida el acceso a las personas usuarias y con las medidas higinicas y de seguridad necesarias.

  3. Lavandera: se prestar servicio de lavandera propia o contratada que garantice el lavado peridico de lencera y ropa de las personas residentes y del personal. En cualquier caso, el centro residencial contar con una unidad bsica de lavado de ropa.

  1. Se entiende por estancias diurnas aquellas que se produzcan en centros residenciales, sin incluir la pernocta, y tengan por objeto la atencin a personas mayores con edad igual o superior a sesenta y cinco aos y en su caso, en riesgo de dependencia o afectadas de algn tipo de dependencia para el mantenimiento de una vida autnoma, mediante el suministro de servicios e instalaciones encaminados a posibilitar el mantenimiento de su permanencia en su entorno familiar y social, ayudando a las familias con las que conviven y paliando as las consecuencias de su dependencia.

  2. El centro residencial deber cumplir con los requisitos materiales y funcionales establecidos en el presente Decreto, teniendo en cuenta la especificacin referida al servicio de estancias diurnas en el artculo 16.1.

  1. En caso de contar con unidades de psicogeriatra, con estructura fsica diferente de la del resto del centro, se atendern a personas mayores afectas de procesos demenciales (Alzheimer, demencias vasculares y otras) o con enfermedad mental o discapacidad intelectual con deterioro cognitivo, que presenten trastornos del comportamiento.

  2. Los objetivos especficos, son:

    1. Prestar una atencin integral a las personas con procesos demenciales en fases moderadas-graves, en el mbito residencial, con criterios de mxima eficiencia en la utilizacin de los recursos.

    2. Minimizar el riesgo de fugas de estas personas de los centros residenciales, por los riesgos que conllevan para su integridad fsica.

    3. Evitar en la medida de lo posible las sujeciones fsicas y las contenciones farmacolgicas, que solo debern emplearse por indicacin del servicio mdico responsable del centro y como ltimo recurso en situaciones de riesgo para la persona usuaria o para las dems personas residentes, respetando siempre protocolos especficos de atencin.

    4. Favorecer la libre deambulacin en el rea de seguridad de la Unidad de psicogeriatra, a fin de realizar un ejercicio fsico positivo de cara a la instauracin del sueo y disminuir los niveles de ansiedad.

    5. Garantizar a los familiares de las personas usuarias la seguridad de que las mismas estn siendo atendidas de la mejor forma posible, respetando al mximo sus derechos individuales.

  3. La unidad de psicogeriatra ser de dimensiones compactas, de forma que el desplazamiento desde la habitacin a las reas comunes de la unidad sea limitado en distancia y no sea necesario el uso de ascensor.

  4. El nmero mximo de plazas por unidad ser de 20.

  5. Las reas comunes tendrn las caractersticas del artculo 17.1 y, adems, contarn con:

    1. Una zona de deambulacin libre, pudindose utilizar el pasillo de distribucin de las habitaciones siempre que se cumplan las siguientes especificaciones:

      Pasamanos a ambos lados a una altura de 90 5 cm, de diseo anatmico y seccin circular entre 4 y 5 cm de dimetro.

      Superficie til mnima 2,00 m2 por persona usuaria.

    2. Ventanas con vidrio resistente y cierre de seguridad.

  6. Todas las habitaciones sern individuales y tendrn las caractersticas del artculo 17.2, con las siguientes excepciones:

    1. Todas las camas sern articuladas y con ruedas, con tren elevador, y con barras de proteccin.

    2. Dispondrn de ventana con cristal resistente y cierre de seguridad.

    3. Cada habitacin dispondr de posibilidad de observacin de la misma por el personal cuidador sin que sea preciso abrir la puerta (mediante observacin directa o a travs de circuito de TV conectado con el puesto de control de enfermera).

  7. Los baos y aseos tendrn las caractersticas del artculo 17.3.

  8. El office cumplir las condiciones establecidas en el artculo 17.4.

  9. Todos los accesos a la unidad de psicogeriatra contarn con puertas que dispongan de cerradura de seguridad evitando las cerraduras con llaves.

  10. Adems de las recomendaciones ambientales de carcter general para todos los mdulos, en las unidades de psicogeriatra:

    1. Se evitarn los pequeos objetos decorativos accesibles y peligrosos para estas personas.

    2. Se evitar una excesiva estimulacin (ruidos ambientales, msica) y se prestar especial atencin al nivel sonoro de timbres, telfonos fijos, mviles y televisin.

    3. Se utilizarn colores pastel, clidos y suaves, evitando la gama de rojos, granates, etc.

    4. Se facilitar la orientacin de las personas usuarias, a travs de colores especficos en cada puerta de habitacin de la unidad, con el nombre y la foto de la persona residente en las mismas, pictogramas en las puertas de servicios, etc.

    5. Se utilizarn relojes y calendarios de gran tamao y de fcil lectura, que faciliten la orientacin temporal.

  1. En caso de contar con una unidad sociosanitaria en el centro residencial adems de cumplir las condiciones exigidas en el artculo 18 la unidad contar con una sala de enfermera propia. En ellas se atendern a personas que, por causa de graves problemas de salud o limitaciones funcionales, o de dependencia o riesgo de exclusin social, necesitan una atencin sanitaria y social simultnea, coordinada y estable, ajustada al principio de continuidad de la atencin.

  2. La sala de enfermera dispondr de un lavabo con agua caliente y fra y una camilla de exploracin adaptada a personas con movilidad reducida.

  3. Todas las habitaciones dispondrn de las instalaciones necesarias para uso hospitalario en concreto oxgeno, aire, xido nitroso y vaco.

  4. El nmero mximo de plazas por unidad ser de 25, pudiendo haber ms de una unidad por centro.

  5. Las habitaciones tendrn camas articuladas, con tren elevador, con barras de proteccin y con colchones viscoelsticos.

  6. Cada unidad dispondr de:

    1. Los dispositivos necesarios para el bao de personas usuarias segn grado de dependencia: baeras geritricas, sillas de bao, etc.

    2. Al menos una gra de traslado con dos tipos de arneses (Uno para traslado desde la cama y otro para elevacin y cambios de paal).

    3. Pulsioxmetro, electrocardigrafo, carro de paradas con desfibrilador, su medicacin y accesorios de urgencia y carro de curas para facilitar el transporte de material necesario para realizar las curas en las habitaciones.

  7. Adems contar con los materiales necesarios para:

    1. La administracin de medicacin por va oral con un sistema de unidosis, como por va subcutnea e intravenosa.

    2. Tcnicas de soporte nutricional; sondas nasogstricas, catteres de ostoma y sistemas de bombas de infusin.

    3. Tcnicas de enfermera, materiales para curas, etc.

    4. Tcnicas de rehabilitacin: acceso a sala de fisioterapia adecuadamente dotada, que contar con medios informticos.

  1. Con objeto de fomentar la autonoma personal y proporcionar un ambiente domstico, se recomienda que los centros residenciales cuenten con unidades de convivencia para las personas usuarias que se encuentren dentro de los mdulos.

  2. Cumplir las condiciones exigidas en el artculo 17 para los mdulos generales, a excepcin del Office. En su lugar, se instalar una cocina de tipo domstico.

  3. Equipamiento:

    1. Los electrodomsticos sern elctricos y estarn dotados de medidas de seguridad que reduzcan al mximo los riesgos.

    2. Se instalar una cocina equipada al menos con frigorfico, vitrocermica, horno, microondas, y campana extractora.

    3. La grifera ser tipo monomando.

    4. Las paredes estarn cubiertas por materiales fciles de limpiar y desinfectar.

    5. La zona de fregadero y trabajo estar alicatada.

    6. Los suelos sern antideslizantes y fciles de limpiar.

  4. La cocina deber estar adaptada a las necesidades de las personas usuarias, siendo accesible para personas usuarias de silla de ruedas.

  1. El modelo de atencin aplicable en los centros residenciales para personas mayores se centrar en los siguientes componentes bsicos:

    1. La atencin integral y centrada en la persona.

    2. El modelo de gestin de la calidad.

    3. La garanta de derechos.

  1. La atencin que se preste en los centros residenciales a cada persona residente deber ser integral, es decir, se deber tender a la consecucin de un modelo global de salud y bienestar, que deber abarcar, debidamente coordinados entre s, los aspectos sanitarios, fsicos, sociales, psicolgicos, ambientales, convivenciales, relacionales, culturales y otros.

  2. Se prestar, asimismo, una atencin personalizada adaptada a las necesidades de cada residente, mediante la elaboracin de un plan de atencin individualizado (PAI).

  3. Dentro de este marco de atencin integral, todos los centros residenciales debern delimitar tres grandes procesos alrededor de los cuales han de girar los servicios, protocolos y dems intervenciones:

    1. Ingreso.

    2. Estancia.

    3. Salida del centro.

  4. Los centros residenciales para personas mayores ajustarn su actuacin, preferentemente, al enfoque de planificacin centrada en la persona, que se estructura como un proceso continuo de escucha y aprendizaje, orientado a determinar lo que es importante para la persona, como en relacin con sus planes de vida para el futuro, y como un proceso de carcter colectivo, en el que participan tanto la propia persona mayor como las personas que mantienen un fuerte vnculo con ella familiares, amigos y profesionales, siempre que ella previamente acepte su participacin.

  5. La aplicacin de este enfoque permite:

    1. Respetar la individualidad y las diferencias personales y contrarrestar la tendencia a definir las necesidades de las personas en funcin de las disponibilidades de la propia estructura del centro.

    2. Ayudar a las personas a preservar capacidades y actitudes que le permitan ejercer un control de su vida en funcin de sus limitaciones y facultades y a responsabilizarse de ella.

    3. Mantener la vida de la persona en todas sus facetas, en lugar de limitarla a la vida residencial, teniendo en cuenta el papel que juegan en su vida otros apoyos formales e informales, y adoptar medidas para la mejor coordinacin de las actuaciones y la aplicacin de criterios coherentes de intervencin.

  6. Incorporacin transversal del enfoque de gnero mediante el establecimiento de protocolos especficos para detectar, prevenir y erradicar las diferentes formas de violencia contra las mujeres.

Profesional de referencia es la figura que tendrn asignadas las personas residentes y que debe estar a su disposicin y al de su familia, para poder canalizar los aspectos ms relevantes que faciliten el mximo bienestar, debiendo tener una visin global de la organizacin. Es responsabilidad de cada centro determinar quin es concretamente la persona desde el momento del ingreso, dejando constancia escrita en la valoracin inicial del residente del nombre y apellidos de la persona de referencia.

  1. El modelo de atencin de los centros residenciales para personas mayores tendr como objetivo bsico la mejora continua de la gestin de todos sus procesos, de modo que redunde en la mejora de la calidad de vida de las personas usuarias.

  2. En orden a este requisito, se determinarn gradualmente las actuaciones necesarias para promover la mejora continua de la calidad, mediante compromisos en la prestacin de servicios y procedimientos de evaluacin y de autoevaluacin, as como de desarrollo de medidas para la mejora del funcionamiento.

  3. Los centros residenciales debern evaluar su actuacin en base a los criterios del modelo de calidad de vida, de calidad en la gestin y de tica en la intervencin, pudiendo combinarse las modalidades de autoevaluacin con las evaluaciones de carcter externo. Para ello, implantarn un mtodo de mejora continua de la calidad de los apoyos prestados y de la gestin del centro.

  4. Complementariamente, dispondrn de herramientas orientadas a la difusin y aplicacin de buenas prcticas en la prestacin de apoyos.

Las personas usuarias del centro residencial para personas mayores tendrn, como mnimo, derecho a las siguientes prestaciones:

  1. Atencin sanitaria: el centro residencial facilitar el acceso a la atencin sanitaria, respetando la eleccin efectuada por las personas usuarias. En cualquier caso, se deber garantizar que todas las personas usuarias reciban la atencin sanitaria necesaria por medios propios o ajenos.

  2. Higiene: se prestar servicio de higiene a todas las personas usuarias en funcin de sus necesidades y con el debido respeto a su intimidad. En concreto, se prestar asistencia en el aseo y cuidados personales.

  3. Readaptacin para las actividades de la vida diaria: incluir aquellas actividades o programas que fomenten el desarrollo de las capacidades motoras, ocupacionales y relacionales en sus distintos niveles, grupal, familiar, social y con el entorno, con el objetivo de lograr el mantenimiento de sus facultades y si es posible la mejora de las mismas, realizando las actividades de prevencin y preservacin necesarias segn las limitaciones y capacidades de la persona usuaria. En todo caso, existir un programa de estimulacin cognitiva.

  4. Fisioterapia y rehabilitacin destinadas a recuperar funciones perdidas o al mantenimiento de las existentes para evitar que se deterioren. Asimismo, actividad fsica grupal o gimnasia.

  5. Asistencia psicolgica, pedaggica o psicopedaggica: se prestar a las personas usuarias que lo precisen.

  6. Dinamizacin sociocultural: existir un programa de animacin socio-cultural. Este programa tendr unos contenidos de ocio activo y una metodologa de participacin que propicien la integracin y el mantenimiento activo de las personas usuarias.

    Se establecer un programa anual de actividades, organizadas y diversas, con indicacin de los objetivos, calendario, mtodos y tcnicas de ejecucin, sistemas de evaluacin y que garantice actividades todos los das.

  7. Trabajo social: la atencin social y familiar, especialmente las funciones de informacin y asesoramiento que precisen las personas residentes, las prestar el trabajador o la trabajadora social.

  8. Apoyo a familiares de personas usuarias: se procurar el apoyo a las familias, trabajando especialmente la informacin y asesoramiento de la familia para lograr una mejor relacin con la persona usuaria, facilitando su colaboracin si as lo desea en los cuidados de su familiar y la participacin en el plan de atencin.

  9. Servicios de restauracin: el servicio de restauracin se realizar respetando el cumplimiento de una correcta nutricin, adaptndose en cantidad, calidad y variedad a las necesidades especficas de las personas usuarias. Un profesional con formacin en nutricin elaborar las dietas especficas para cada patologa. En el caso de dietas especiales o alimentacin en boca, estas medidas sern prescritas por el mdico.

    El servicio de cocina podr ser propio o contratado, debindose cumplir en cualquiera de los dos supuestos los requisitos exigidos en la legislacin vigente, y en especial, la reglamentacin tcnica sanitaria sobre comedores colectivos.

  10. Servicio de lavandera.

    El contenido de todos estos servicios deber incluirse en el Reglamento de Rgimen Interior vigente en cada centro.

  1. Las personas profesionales del centro residencial debern adoptar las siguientes medidas oportunas para facilitar el proceso de acogida:

    1. Diferenciar el preingreso, el ingreso y la adaptacin.

    2. Recabar la documentacin necesaria antes del preingreso propiciando el conocimiento mutuo y el intercambio de documentacin.

    3. Ofrecer un canal de comunicacin claro entre el centro residencial y la persona usuaria, su familia, persona de referencia o representante legal.

    4. Informar sobre las caractersticas y funcionamiento del centro residencial.

    5. Facilitar la toma de decisin por parte de la persona usuaria o su representante legal.

    6. Minimizar los efectos adversos del cambio de domicilio y entorno relacional.

    7. Conocer a las o los profesionales que le van a atender inicialmente y personas con las que ms estrechamente va a convivir.

    8. Conocer los espacios de uso personal y los comunes de uso cotidiano.

    9. Establecer los canales de comunicacin, favorecer la expresin de sus sentimientos y tranquilizarle mediante la generacin de confianza y seguridad.

    10. Realizar la evaluacin de necesidades, informando de los resultados a la persona usuaria o su representante legal.

    11. Con los datos aportados por la evaluacin de las necesidades, elaborar el Plan de Atencin Individualizado (PAI), cubriendo las actividades y programas de la cartera de servicios y marcando los objetivos asistenciales.

    12. Realizar y asegurar el Plan de Cuidados bsicos inicial ajustndolo para la fase de atencin continuada.

    1. Evaluar la adaptacin de la persona usuaria al centro al finalizar el plazo de los tres meses posteriores a su ingreso.

    2. Indicarle el nombre de la persona que, inicialmente, ser su profesional de referencia en el centro residencial, sin perjuicio de que, en una fase posterior, y atendiendo a sus especificidades y, en lo posible, a sus preferencias y afinidades, se pueda designar a otra persona profesional como referente.

  2. Las previsiones contenidas en el prrafo anterior podrn verse simplificadas cuando, con anterioridad al ingreso, la persona haya residido temporalmente en el centro residencial, en el marco de un servicio de respiro o de una corta estancia, as como en los supuestos de ingreso por urgencia.

  1. La valoracin integral y la elaboracin de planes de atencin individualizada constituyen la base de la atencin geritrica, y la atencin personalizada integral debe ser el principio en el que se apoye la filosofa de los servicios para las personas mayores.

  2. El Plan de Atencin Individualizado (PAI), consiste en una programacin individual para garantizar la mejor adecuacin de la intervencin a las necesidades individuales, y se efectuar a partir del documento que se realiza por parte de los Servicios de Base, el Plan de Atencin Personalizada (PAP), que pasa as a ser ampliado y personalizado por el personal del centro residencial. En el PAI, se incluir como mnimo los siguientes contenidos:

    1. Valoracin geritrica integral (reas relevantes de atencin: Sanitaria, Psicolgica, Social y de actividades de la vida diaria).

    2. Valoracin de capacidades, sus necesidades de apoyo, sus hbitos, preferencias y deseos.

    3. Planteamiento de objetivos concretos en el mbito preventivo y asistencial.

    4. Determinacin de programas y actividades para conseguir los objetivos.

    5. Ejecucin de dichas actividades.

    6. Evaluacin peridica de cumplimiento de los objetivos definidos y si es preciso plantear modificaciones y nuevos objetivos.

  3. La evaluacin de necesidades se realizar con instrumentos validados y adaptados al colectivo en cuestin.

  4. El proceso de valoracin deber ser siempre consensuado y dirigido a conseguir unos objetivos centrados en la persona, y no solo la evaluacin de los dficits y enfermedades, sino tambin en las capacidades, funciones y relaciones positivas.

    Se realizarn reuniones peridicas del equipo interdisciplinar con una periodicidad preferentemente semanal y obligatoriamente mensual, para la planificacin y el seguimiento de los planes de atencin individualizados. Todo ello al objeto de que dicho documento PAI sea algo dinmico/vivo, que recoja en cada momento la situacin actual de la persona usuaria.

    La composicin del equipo interdisciplinar debe garantizar que la totalidad de los profesionales de atencin directa (personal tcnico, cuidadores y cuidadoras, gerocultores y gerocultoras del equipo de atencin directa) de los cuales disponga el centro participen, desde su rea de trabajo, en la elaboracin de dicho PAI.

    Sin menoscabo de los y las profesionales que intervienen en la planificacin y ejecucin del PAI, cada persona usuaria debe contar, al menos con una persona de referencia que conocer los detalles de su PAI.

    El PAI se elaborar contando con la participacin de la persona residente y en su caso con los familiares o personas de referencia.

    El PAI por escrito se entregar a la persona usuaria o a la persona de referencia, si as lo deseara dicha persona usuaria. Cuando se entregue, se explicar de forma clara el contenido del mismo.

    La valoracin de la persona usuaria, por parte de los y las profesionales es conveniente que se complete dentro de los 15 primeros das.

    El PAI se completar al cumplirse los dos primeros meses de ingreso efectivo.

  5. La revisin del PAI se debe hacer como mnimo con periodicidad anual o siempre que requiera una modificacin de los objetivos planteados ante una variacin significativa de la situacin de la persona usuaria, dejando registro de las revisiones realizadas, incluyendo el resultado de la valoracin de la adaptacin realizada a los tres meses del ingreso.

    Se dispondr de un sistema de registro de los ajustes del PAI realizados por parte de los y las profesionales entre la revisin anual y la siguiente.

  6. En el caso de estancias temporales que no excedan del mes, se debern establecer los mnimos de atencin que se deben cumplir en este tipo de ingresos existiendo a tal efecto un Plan de Cuidados Bsicos elaborados por los y las diferentes profesionales de las diversas reas de atencin, desde el mismo momento del ingreso, todo ello al objeto de que las personas ingresadas en este tipo de estancias temporales tengan garantizada una atencin de calidad.

La salida del centro se producir por la prdida de la condicin de persona usuaria del centro residencial para personas mayores por una de las siguientes causas:

  1. Por renuncia voluntaria, que deber hacerse por escrito de forma expresa e inequvoca;

  2. Por defuncin;

  3. Por sancin en los trminos previstos en la Ley de Servicios Sociales.

En coherencia con el modelo de atencin integrada y centrada en la persona establecido en el presente Captulo y con el carcter convivencial y relacional del centro residencial, las actuaciones profesionales debern ajustarse, con carcter especfico, a lo previsto en el presente Decreto, al proyecto de atencin del centro residencial y, con carcter general, a las pautas de actuacin recogidas, en su caso, en los cdigos deontolgicos propios de las diferentes profesiones que intervienen en la prestacin de apoyos, as como en el reglamento de rgimen interior y el manual de buenas prcticas.

  1. Los centros se responsabilizarn de la adecuacin de los espacios fsicos, de las medidas de proteccin y control necesarias para las personas usuarias, especialmente en aquellos casos en que, por condicionamientos de ndole fsica o psquica de las mismas, puedan preverse situaciones de riesgo para su integridad. As, en el caso de que puedan producirse circunstancias de deambulacin o riesgo de fugas, entre otras, se dispondr de un espacio o tecnologa adecuada que garantice la seguridad de las mismas.

  2. Se intentar evitar la utilizacin de sujeciones fsicas, teniendo para ello la posibilidad de asumir determinados niveles de riesgo calculado, pero en aquellos casos que, por condicionamientos de ndole fsica o psquica, puedan preverse situaciones de riesgo para la integridad de la persona usuaria o del resto de personas usuarias, una vez descartadas otras opciones y siempre como ltima alternativa, podr recurrirse a una medida de sujecin, supeditada a prescripcin mdica con el preceptivo consentimiento informado y siguiendo los protocolos de actuacin del centro, con registro del tipo de sujecin utilizada, motivo y revisin de la misma para su posterior suspensin cuando haya pasado la situacin de riesgo.

  3. As mismo, los y las profesionales aplicarn tcnicas orientadas a prevenir y evitar conductas disruptivas. Cuando estas medidas sean insuficientes para prevenir o controlar estas conductas, supongan un riesgo para la integridad de la persona usuaria o del resto de las personas usuarias, se recurrir al tratamiento farmacolgico, que se aplicar siempre bajo prescripcin mdica revisable, con registro del tipo de frmaco que se prescribe y motivo.

  4. Los centros establecern procedimientos de prevencin y deteccin de tratos inadecuados y malos tratos, fsicos, psquicos y econmicos a personas mayores con diferentes estrategias:

    1. En la organizacin mediante el impulso de modelos de atencin en torno al respeto, la promocin y la defensa de los derechos de las personas usuarias, de guas de buena prctica, mediante normativas y protocolos de actuacin.

    2. Formacin continuada del personal en tica y buen trato.

    3. Sensibilizacin de las personas usuarias y familias.

  1. Los centros residenciales contarn con un modelo de organizacin y de gestin claramente establecido, que determine:

    1. En quin recae la responsabilidad de la gestin y de la organizacin.

    2. Las funciones y responsabilidades de cada profesional.

    3. El funcionamiento del sistema de turnos.

    4. El funcionamiento del sistema de profesional referente.

  2. Los centros residenciales contarn con un procedimiento de presentacin de sugerencias, as como con un procedimiento de quejas, interno y externo, claramente establecido y ajustado a la normativa vigente en esa materia, del que deber informarse a las personas usuarias y, en su caso a sus familiares.

  3. Los centros residenciales contarn con un procedimiento de elaboracin, conservacin y acceso a la documentacin y a los registros administrativos, que garantice el tratamiento confidencial de los datos personales y que se ajustar a lo dispuesto en la Ley Orgnica 3/2018, de 5 de diciembre, de Proteccin de Datos Personales y Garanta de los Derechos Digitales, con las especificidades establecidas en la legislacin de sanidad respecto a los datos especialmente protegidos relativos a la salud.

  1. Los centros residenciales dispondrn de la siguiente documentacin, que podr contenerse en archivos informticos.

    1. Un proyecto de atencin residencial, cuyo contenido deber definir claramente:

      objetivos y funciones del centro residencial.

      caractersticas de la poblacin atendida.

      modelos de atencin.

      carta de servicios que recoja las prestaciones que ofrece y los compromisos con las personas usuarias y sus familiares, en su caso.

      mtodo de evaluacin del proyecto.

      criterios y baremos de seleccin.

    2. Un reglamento de rgimen interior, que deber recoger las normas aplicables en el centro residencial y presentar los siguientes contenidos:

      Objetivos del servicio.

      Caractersticas de las personas destinatarias.

      Requisitos para el acceso.

      Capacidad (n. de plazas).

      Derechos y deberes de las personas usuarias o en su caso, de sus representantes legales, as como de sus familiares.

      Derechos y deberes de las personas profesionales.

      Derechos y deberes de las personas voluntarias.

      Normas de funcionamiento interno.

      Rgimen sancionador.

      Normas especficas de convivencia.

      Cauces de participacin democrtica de las personas usuarias o de sus representantes legales.

      Sistema de admisiones, bajas y ausencias.

      Relacin de los servicios que se oferten, detallando los incluidos en el precio de estancia y los opcionales.

      Precios, tanto del costo de la estancia como de los servicios que se oferten.

      Sistema de cobro del precio de los servicios que se oferten.

      Sistema de recogida de sugerencias, quejas y reclamaciones.

      Horario de visitas.

      Rgimen de visitas, salidas y de comunicacin con el exterior.

      Participacin de las personas usuarias en la planificacin de las actividades, mediante la creacin, en su caso, de rganos de participacin.

      Se deber proporcionar una copia del reglamento a las personas interesadas o a su representante legal en la visita de preingreso, dejando constancia de ello.

    3. Un expediente individual por persona usuaria, que deber contener:

      El contrato suscrito con cada persona residente o su representante legal que refleje las obligaciones.

      Los principales datos administrativos, sanitarios y sociales.

      La evaluacin inicial de necesidades;

      El plan de cuidados.

      El Plan de Atencin Individualizado (PAI).

      El seguimiento y la revisin del PAI, documentos de seguimiento y de revisin de dicha planificacin.

      En su caso, resoluciones judiciales, aprobando el ingreso en el centro residencial.

      En su caso, documento de voluntades anticipadas de la persona usuaria.

    4. Documentacin referida a los y las profesionales.

      Relacin de los y las profesionales, categora laboral y el nmero de horas de trabajo semanales.

      Copias compulsadas de las titulaciones de cada uno de los trabajadores y trabajadoras.

      Copia de los contratos de trabajo.

      Copia de la documentacin acreditativa de la cotizacin a la seguridad social.

      Plan anual de formacin del Personal sobre temas relacionados con su puesto de trabajo.

      Documentacin acreditativa de las horas de formacin recibidas por cada trabajador y trabajadora.

      Certificado de las empresas contratadas o subcontratadas, especificando la actividad que realizan.

      Documentacin acreditativa de la colegiacin de las y los profesionales que deben colegiarse.

    5. Registros:

      Un registro sobre aspectos ms relevantes de la persona usuaria;

      un registro de salud en el que se recoja el historial de salud de la persona usuaria incluyendo una hoja de medicacin actualizada que recoja como mnimo: frmacos prescritos, posologa, modo de administracin y fecha de inicio y de finalizacin;

      un registro de la administracin de frmacos;

      un registro de control de stocks de medicamentos y de caducidad;

      un registro de errores en preparacin y administracin de frmacos, con obligacin de comunicacin de la incidencia al servicio mdico;

      un registro de higiene y cuidado personal;

      un registro de mens y, en caso necesario, registros individuales de ingesta;

      un registro de cadas o accidentes sufridos por las personas usuarias dentro o fuera del centro;

      un registro de movilidad;

      un registro de accidentes sufridos por el personal en el ejercicio de sus funciones profesionales, ya sea dentro del centro como fuera de l;

      un registro que consigne las circunstancias de aplicacin de contenciones fsicas y farmacolgicas;

      un registro de las quejas y reclamaciones presentadas y de las medidas adoptadas en respuesta a las mismas;

      un registro de sugerencias y de las medidas adoptadas, en su caso, en respuesta a las mismas;

      un registro de visitas;

      un registro de los simulacros de evacuacin en caso de incendio y de las revisiones del equipamiento para la prevencin de los mismos;

      un registro de las inspecciones de sanidad;

      un registro de las inspecciones de los equipos de combustible y electricidad;

      Los registros debern mantenerse ordenados, numerados, actualizados y en condiciones de seguridad, en garanta del respeto a la confidencialidad de los datos, sin perjuicio de mantenerse, en caso necesario y debidamente justificado, a disposicin del correspondiente Servicio de Inspeccin.

    6. Sistema de incidencias en soporte informtico o en forma de libro del personal cuidador, en el que se recojan los datos ms significativos de la persona usuaria, con anotacin expresa de la persona, tipo de incidencia o parte, hora en la que se produce, y observaciones en su caso. El libro que las recoja deber estar debidamente numerado.

    7. Sistema de incidencias en soporte informtico o en forma de libro que recoja las incidencias o actuaciones sanitarias (mdico o mdica, enfermero o enfermera) debidamente fechadas.

      Se deber garantizar la comunicacin adecuada del contenido de ambos sistemas de incidencias o libros entre los diversos profesionales del centro.

    8. Registro de personas usuarias, en el que constarn, las altas y bajas, el carcter de las mismas (temporales o definitivas), las causas, identificacin de usuario/as, fecha y observaciones.

    9. Protocolos de actuacin que como mnimo incluyan:

      Protocolos de Atencin Inicial:

      Protocolo de preingreso.

      Protocolo de ingreso.

      Protocolo de adaptacin.

      Protocolos de Atencin Integral continuada:

      Protocolos de Atencin Biosanitaria:

      Protocolo de actuacin teraputica y gestin de medicacin.

      Protocolo de actuacin en lceras por presin.

      Protocolo de actuacin en casos en los que se sospeche o detecte una situacin de maltrato o abuso.

      Protocolo de prevencin y tratamiento de cadas.

      Protocolo de prevencin y tratamiento de infecciones.

      Protocolo de prevencin y tratamiento de la agitacin psicomotriz.

      Protocolo de prevencin y tratamiento del pie de riesgo/pie diabtico.

      Protocolo de higiene y cuidado personal.

      Protocolo de nutricin e hidratacin.

      Protocolo de movilizacin.

      Protocolo de eliminacin e incontinencia.

      Protocolo de sujeciones fsicas o contenciones farmacolgicas.

      Protocolo de urgencias sanitarias.

      Protocolo de acompaamiento a consultas sanitarias.

      Protocolo de atencin al final de la vida.

      Protocolo de prevencin y tratamiento de la disfagia orofaringea Protocolo de prevencin y tratamiento de los trastornos de la comunicacin y del lenguaje.

      Protocolo de transporte de muestras biolgicas a los laboratorios.

      Protocolos de Atencin Psicosocial:

      Protocolo de resolucin de conflictos.

      Protocolo de atencin familiar continuada.

      Protocolo de decisiones personales.

      Protocolo de fugas.

      Protocolo de malos tratos.

      Protocolos de atencin con la fiscala.

      Protocolo de estado anmico y comportamiento.

      Protocolos de finalizacin.

      Protocolo de baja (renuncia, traslado).

      Protocolo de fallecimiento.

    10. Manual de buenas prcticas que est implantado y conozcan los trabajadores.

    11. Plan de Gestin de Calidad, que incluya el mapa de procesos, procedimientos y protocolos de actuacin, referidos al usuario o usuaria y a la familia, a los servicios, a los recursos humanos, e indicadores mnimos asociados.

    12. Plan de autoproteccin.

    1. Pliza de seguro multirriesgo, que garantice la cobertura de las posibles indemnizaciones a favor de las personas usuarias y de las personas profesionales o a favor de terceros, que pudieran generarse por hechos o circunstancias acaecidos en el centro residencial o en el marco de las actividades organizadas por el centro y desarrolladas fuera de l por sus profesionales o por sus personas usuarias.

  2. Toda la documentacin que deba ponerse a disposicin de las personas usuarias deber estar adaptada en su redaccin a su capacidad de entendimiento y presentarse en soportes adaptados a sus diversas formas de comunicacin.

  1. Los centros residenciales para personas mayores debern contar con rgimen de precios expuesto al pblico en lugar bien visible, y los de titularidad privada, adems, el documento que garantice la autorizacin de funcionamiento, as como la comunicacin de las tarifas de precios a la Administracin competente.

    Las tarifas de precios expuestos debern especificar tanto de su vigencia temporal como del servicio o conjunto de servicios agrupados a los que afecten.

    Adems, se entregar factura a las personas usuarias en el momento del pago y se efectuar una liquidacin al finalizar la estancia en el centro.

  2. Rgimen contable:

    En la administracin del servicio se ajustarn al rgimen contable que legalmente les corresponda.

  3. Acuerdo con cada usuaria o usuario o su representante legal del contenido de obligacin mediante contrato en regla o, en su caso, resolucin del rgano competente.

    El contrato ser escrito y el modelo del mismo deber ser aprobado por la Administracin competente en la Autorizacin del Centro o Servicio. Se proceder de la misma manera con las modificaciones posteriores.

    El contrato deber contener, como mnimo: nombre y DNI del titular del centro o de su representante legal, nombre y DNI de la persona usuaria o de su representante legal, servicios que se contratan, precio de los servicios contratados, actualizacin del precio, plazo de vigencia del contrato, posibilidad de prrroga y motivos de resolucin.

    As mismo, en el contrato deber constar que la persona usuaria o su representante legal han recibido y aceptan el contenido del Reglamento Interno y copia de la Carta de derechos y obligaciones de las personas usuarias y profesionales de los servicios sociales en la Comunidad Autnoma del Pas Vasco y el rgimen de sugerencias y quejas aprobados por el Decreto 64/2004, de 6 de abril.

  4. Buzn de sugerencias.

  1. En todos los servicios sociales residenciales se observar un estricto respeto a la privacidad de las personas usuarias. En este sentido, se debern cumplir, entre otros, los puntos siguientes:

    1. Se permitir tener cerrada la puerta de la habitacin salvo en las unidades psicogeritricas y unidades sociosanitarias.

    2. El personal llamar a la puerta y esperar a que se le invite a entrar.

    3. En ningn caso podr observarse el interior estando la puerta cerrada.

    4. Los armarios y cajones se podrn cerrar con llave.

    5. Se consentir recibir visitas en la habitacin.

    6. Las personas usuarias no estarn obligadas a solicitar permiso para salir al exterior dentro del horario que se establezca al efecto, ni a especificar el objeto y destino de la salida. En todo caso, estar prevista la supervisin especfica de aquellas personas para las que salir implique un riesgo.

    7. Las personas usuarias podrn tener enseres propios en la habitacin, exceptuando aquellos que pudieran suponer menoscabo en su seguridad personal.

    8. Se garantizar la intimidad de las personas usuarias durante el bao y mientras se visten o desvisten.

    9. Los cuartos de aseo de las habitaciones y las cabinas de aseo ubicadas en zonas comunes dispondrn de condena con botn de desbloqueo exterior.

    10. Las personas usuarias podrn hacer uso de un telfono en privado.

      Con carcter excepcional, en el supuesto de personas que presenten trastornos psquicos y se encuentren incapacitadas judicialmente, se podr no estar a lo indicado en alguno de los puntos precedentes del presente requisito, nicamente, cuando estuviera en situacin de riesgo su seguridad personal, actuando en todo caso con el debido respeto y correcto trato.

  2. En su caso, baremo de asignacin de habitaciones individuales, evitando en lo posible que la antigedad en lista de espera sea criterio exclusivo de adjudicacin.

  3. Obligacin de informar a la Administracin competente, con la periodicidad que esta pudiera acordar, sobre los aspectos siguientes:

    1. Listado actualizado de personas usuarias.

    2. Datos estadsticos que puedan ser requeridos en orden a una mejor planificacin y programacin de los servicios sociales.

  1. La plantilla de personal de los centros residenciales estar formada por un equipo de profesionales adecuado en nmero, cualificacin y experiencia para asumir las responsabilidades y desarrollar las distintas reas de atencin que precisen las personas usuarias.

  2. Los centros residenciales dispondrn del siguiente personal:

    1. Personal de Atencin Indirecta:

      Directora o Director de Centro: ostenta la representacin del centro y ejerce las funciones de direccin asociadas a la organizacin del centro, a la coordinacin interna y externa de las actuaciones y a la supervisin de la prestacin de apoyos. Se asegura la presencia o localizacin inmediata del director o directora, y en su ausencia, deber existir una persona responsable autorizada, la cual deber figurar en el organigrama del centro.

      Personal de administracin: presta el apoyo administrativo necesario para la elaboracin y conservacin de la documentacin asociada a las funciones de gestin y organizacin.

      Personal de servicios generales: ejerce las funciones de cocina, lavandera, limpieza, mantenimiento y recepcin o conserjera.

    2. Personal de atencin directa:

      Equipo tcnico. Podr ser interno o externo, para cubrir las reas de atencin sanitaria, psicolgica, social, terapia ocupacional y dems previstas. Adems, podrn disponer de servicio de podologa y peluquera. En el caso de las unidades psicogeritricas el personal de atencin directa incluir un servicio de psiquiatra o neurologa.

      Equipo de personal cuidador. Compuesto por profesionales que proporcionan, coordinan y supervisan el sistema de apoyos a las personas usuarias para la realizacin de las actividades de la vida diaria.

  3. En el caso de que una misma persona profesional realice funciones como profesional de atencin directa y profesional de atencin indirecta, deber de quedar establecido en su contrato el nmero de horas de dedicacin a una u otra funcin.

  4. Todos los puestos de trabajo, en funcin del tipo y de las caractersticas del centro, podrn ser a tiempo parcial.

  1. Los directores y las directoras de los centros debern contar con titulacin universitaria oficial y haber realizado formacin complementaria en dependencia, discapacidad, geriatra, gerontologa, direccin de centros residenciales, u otras reas de conocimiento relacionadas con el mbito de atencin a la dependencia, salvo en los puestos ya ocupados, en los que el Responsable tendr como mnimo 3 aos de experiencia en el sector y contara con la formacin complementaria anteriormente reseada.

  2. Las y los profesionales del equipo de atencin directa debern contar con las titulaciones oficiales que correspondan a sus respectivas especialidades, y cuando la legislacin as lo exija, debern estar colegiados.

  3. Los cuidadores y las cuidadoras, y los gerocultores y las gerocultoras del equipo de atencin directa que prestan servicios en este tipo de centros deben acreditar la cualificacin profesional de Atencin Sociosanitaria a personas dependientes en Instituciones Sociales, establecida por el Real Decreto 1368/2007, de 19 de octubre segn se determine en la normativa que la desarrolle.

    A tal efecto se considerarn los siguientes ttulos y certificados y los que en el futuro tengan una validez equivalente:

    1. El Ttulo de Tcnico en Cuidados Auxiliares de Enfermera establecido por el Real Decreto 546/1995, de 7 de abril o los ttulos equivalentes de Tcnico Auxiliar Clnica, Tcnico Auxiliar Psiquiatra y Tcnico Auxiliar de Enfermera que se establecen en el Real Decreto 777/1998, de 30 de abril, o en su caso, cualquier otro ttulo que se publique con los mismos efectos profesionales.

    2. El Ttulo de Tcnico en Atencin a Personas en Situacin de Dependencia, regulado por el Real Decreto 1593/2011, de 4 de noviembre, o el Titulo equivalente de Tcnico de Atencin Sociosanitaria, establecido por el Real Decreto 496/2003, de 2 de mayo, o en su caso, cualquier otro ttulo que se publique con los mismos efectos profesionales.

    3. El Ttulo de Tcnico Superior en Integracin Social, establecido por el Real Decreto 1074/2012, de 13 de julio, o el ttulo equivalente de Tcnico Superior en Integracin Social establecido en el Real Decreto 2061/1995, de 22 de diciembre, para aquellos profesionales que el 30 de diciembre de 2017, fecha de publicacin en el BOE del Acuerdo 19 de octubre de 2017 del Consejo Territorial de Servicios Sociales y del Sistema para la Autonoma y Atencin a la Dependencia, se encontraran trabajando en la categora profesional de cuidador o gerocultor.

    4. El Certificado de Profesionalidad de Atencin Sociosanitaria a Personas Dependientes en Instituciones Sociales, regulado por el real Decreto 1379/2008 de 1 de agosto, o en su caso, cualquier otro certificado que se publique con los mismos efectos provisionales.

  1. Las personas profesionales de los centros residenciales para personas mayores, pertenezcan o no al sistema pblico, tendrn garantizadas, adems de los derechos reconocidos en el ordenamiento jurdico, los derechos regulados en el artculo 11 de la Ley 12/2008, de 5 de diciembre de servicios sociales, y en el Decreto 64/2004, de 6 de abril, por el que se aprueba la carta de derechos y obligaciones de las personas usuarias y profesionales de los servicios sociales en la Comunidad Autnoma del Pas Vasco y el rgimen de sugerencias y quejas.

  2. Las personas profesionales de los centros residenciales para personas mayores debern cumplir los deberes regulados en el artculo 12 de la Ley 12/2008, de 5 de diciembre, de servicios sociales, y las obligaciones del Decreto 64/2004, de 6 de abril, por el que se aprueba la carta de derechos y obligaciones de las personas usuarias y profesionales de los servicios sociales en la Comunidad Autnoma del Pas Vasco y el rgimen de sugerencias y quejas.

  1. Todos los centros residenciales debern contar con:

    1. Reuniones peridicas de personal: preferiblemente tendrn carcter semanal y obligatoriamente, como mnimo, una periodicidad mensual.

    2. En la atencin a las personas residentes el personal tendr a su disposicin un manual de buena prctica, propio o asimilado.

    3. Programas de atencin directa individual con asignacin a cada residente de un o una profesional de referencia.

    4. Protocolos de actuacin del personal.

    5. En materia de seguridad y salud laboral, se cumplirn los requisitos especficos contenidos en la Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de Prevencin de Riesgos Laborales y su normativa de desarrollo y, en especial, el Real Decreto 486/1997, de 14 de abril, por el que se establecen las disposiciones mnimas de seguridad y salud en los lugares de trabajo.

    6. Formacin para el empleo relacionada con las funciones especficas del puesto de trabajo, as como en Igualdad y materia de Gnero.

Para establecer la proporcin o ratio personal/residentes, se considerar:

  1. Como numerador, el nmero total de horas trabajadas por el personal, con independencia de sus caractersticas laborales y forma de contratatcin (fijo, eventual o sustituto; dedicacin completa o parcial; contraprestacin de servicios profesionales, etc.), dividido por las horas anuales que establezca el convenio laboral que sea de aplicacin o, en su defecto, el Estatuto de los Trabajadores.

  2. Como denominador, el nmero de plazas ocupadas del centro residencial.

  3. La proporcin o ratio personal/residentes, mnima, ser la siguiente por cada grupo de trabajadores o trabajadoras:

    (Vase el .PDF)

  4. Los grados de dependencia se refieren a los establecidos en el artculo 26 en la Ley 39/2006, de 14 de diciembre, de Promocin de la Autonoma Personal y Atencin a las personas en situacin de dependencia. El grado 0 identifica a los residentes que no padecen ningn grado de dependencia.

  5. El centro residencial deber contar con personal propio o externo de atencin indirecta que garantice la higiene, cocina, limpieza, desinfeccin, mantenimiento del centro y sus instalaciones.

  1. La entidad responsable del centro residencial podr autorizar la actuacin de personas voluntarias para el acompaamiento de las personas usuarias. En ningn caso pueden computar a efectos de cumplimiento de ratio de personal residente.

    La participacin de las personas voluntarias deber articularse siempre a travs de las Entidades de Voluntariado con las que previamente se hayan celebrado convenios de colaboracin, no admitindose, en ningn caso, la colaboracin de carcter individual. Las personas voluntarias que colaboren debern reunir los requisitos que exige la Ley 17/1998, de 25 de junio, del Voluntariado, y su actuacin deber ser de colaboracin con las y los profesionales, al objeto de enriquecer su proceso formativo, no pudiendo en ningn caso complementar o suplir las funciones del equipo.

  2. La entidad responsable del centro residencial podr autorizar la actuacin de personas en prcticas acadmicas o profesionales.

  3. Asimismo, podr autorizar la realizacin de estudios de investigacin en el centro residencial a entidades pblicas y privadas especializadas en investigacin social, debiendo, en todo caso, garantizarse el carcter confidencial de la informacin referida a situaciones individuales. Los estudios que requirieran la participacin de las personas usuarias o el acceso a informacin individual que les concierna debern contar con la autorizacin expresa de las personas afectadas o, en su caso, de sus representantes legales.

Para ser homologados en los trminos previstos en el artculo 8.3, los centros residenciales dependientes de entidades privadas debern cumplir los siguientes criterios:

  1. Alineacin de sus objetivos y, en su caso, programas y actividades, a las prioridades y a los objetivos que, en materia de planificacin y programacin, se establezcan en el marco del Sistema Vasco de Servicios Sociales.

  2. Cumplimiento de las mejoras recomendadas por la Administracin competente en el ejercicio de las funciones de inspeccin, en relacin con los aspectos que, sin vulnerar la normativa de servicios sociales, se consideren mejorables, en virtud de lo previsto en el artculo 38.2.e) del Decreto 40/1998, de 10 de marzo, por el que se regula la autorizacin, registro, homologacin e inspeccin de los servicios sociales de la Comunidad Autnoma del Pas Vasco.

  1. Los centros residenciales de personas mayores que cumplan con lo dispuesto en el presente Decreto o normativa que lo sustituya, quedarn acreditadas a los efectos de lo dispuesto en el artculo 34 de la Ley 39/2006, de 14 de diciembre, de promocin de la autonoma personal y atencin a las personas en situacin de dependencia.

  2. Dicha acreditacin ser declarada en la resolucin de concesin de autorizacin de funcionamiento.

  3. En el caso de los centros residenciales que se encuentren en funcionamiento a la fecha de entrada en vigor del presente Decreto y que dispongan de autorizacin de funcionamiento, la acreditacin se conceder una vez comprobado el cumplimiento de los requisitos de aplicacin dentro de los plazos establecidos en la disposicin transitoria primera.

  1. Las entidades privadas titulares de centros residenciales para personas mayores que se encuentren en funcionamiento a la entrada en vigor del presente Decreto y dispongan de autorizacin de funcionamiento concedida al amparo del Decreto 41/1998, de 10 de marzo, sobre servicios sociales residenciales para la tercera edad, dispondrn de un plazo 2 aos, a partir de la citada fecha, para cumplir lo dispuesto en esta norma a excepcin de los requisitos materiales regulados en el Captulo II.

  2. Las entidades pblicas titulares de centros residenciales para personas mayores que se encuentren en funcionamiento a la entrada en vigor del presente Decreto dispondrn de un plazo de 2 aos a partir de la citada fecha, para cumplir lo dispuesto en esta norma a excepcin de los requisitos materiales regulados en el Captulo II.

  3. Si transcurrido el plazo de 2 aos establecido en los apartados anteriores, las entidades titulares de dichos centros residenciales no hubieran cumplido los requisitos que resultan de aplicacin, la Administracin competente proceder a la revocacin de la autorizacin del centro.

  1. Las solicitudes de autorizacin, previa y de funcionamiento, para la creacin, construccin o instalacin, as como para la modificacin de centros residenciales de personas mayores, que sean formuladas ante la Administracin competente con anterioridad a la fecha de entrada en vigor del presente Decreto se regirn por lo dispuesto en el Decreto 41/1998, de 10 de marzo, sobre Servicios Sociales Residenciales para la tercera edad. Idntica normativa ser de aplicacin a los centros residenciales de personas mayores de titularidad pblica cuyo proyecto bsico est visado por el colegio y se haya presentado en el Ayuntamiento.

  2. En el supuesto de que la resolucin de las solicitudes de autorizacin contempladas en el apartado anterior fuera favorable, las entidades titulares de los centros residenciales dispondrn de un plazo de 2 aos, contados desde la notificacin de la resolucin favorable, para cumplir lo dispuesto en esta norma a excepcin de los requisitos materiales regulados en el Captulo II.

  3. Las entidades pblicas dispondrn tambin de un plazo de 2 aos, contados desde la fecha del informe de visita-comprobacin, para cumplir lo dispuesto en esta norma a excepcin de los requisitos materiales regulados en el Captulo II.

  4. Si transcurrido el plazo de 2 aos establecido en el apartado anterior, las entidades titulares de los centros residenciales no hubieran cumplido los requisitos que resultan de aplicacin, la Administracin competente proceder al cierre del centro.

  1. Las entidades titulares de centros residenciales para personas mayores que a la fecha de entrada en vigor de este Decreto estuvieren concertadas o convenidas con cualquier Administracin Pblica Vasca debern solicitar de la Administracin competente, en el plazo de un ao a partir de la fecha de entrada en vigor de esta norma, la preceptiva homologacin, previo el cumplimiento de los criterios que se establecen en el Captulo V del presente Decreto.

  2. Hasta entonces, y mientras se resuelve su solicitud, continuarn con el rgimen de concertacin que tuvieren.

  3. Si transcurrido dicho plazo de un ao las entidades titulares de dichos recursos no hubieran cumplido los criterios para su homologacin, o habindolos cumplido no la hubieren solicitado, la Administracin competente rescindir el rgimen de concertacin o convenio existente.

Las viviendas comunitarias de titularidad privada que a la fecha de entrada en vigor del presente Decreto estn autorizadas segn el Decreto 41/1998, de 10 de marzo, sobre los servicios sociales residenciales para la tercera edad y que adems estn acreditadas como centro para la prestacin de servicios a personas beneficiarias de la prestacin econmica vinculada al servicio, siempre que quieran atender a las personas definidas en los artculos 3 y 5 de este Decreto, dispondrn del plazo de dos aos, a contar desde la fecha de su entrada en vigor, para cumplir lo dispuesto en esta norma, a excepcin de los requisitos materiales regulados en el Captulo II.

Durante el perodo transitorio de dos aos, nicamente las viviendas comunitarias que estuvieran atendiendo, a la fecha de entrada en vigor de este Decreto, a personas beneficiarias de la prestacin econmica vinculada al servicio, podrn seguir atendiendo a las personas definidas en los artculos 3 y 5 de este Decreto, y estas, seguir percibiendo citada prestacin.

Las personas mayores de 60 aos que a la fecha de entrada en vigor del presente Decreto sean personas usuarias de los centros residenciales, podrn continuar residiendo en las mismas.

Los requisitos relativos a las acreditaciones profesionales sern exigibles a 31 de diciembre de 2017, o en todo caso, cuando finalicen los procedimientos de habilitacin excepcional y habilitacin provisional establecidos en el Acuerdo del Consejo Territorial del Sistema para la Autonoma y Atencin a la Dependencia de 27 de noviembre de 2008, sobre criterios comunes de acreditacin para garantizar la calidad de los centros y servicios del Sistema para la Autonoma y Atencin a la Dependencia, as como, cuando finalicen los procesos de acreditacin de la experiencia laboral, o los programas de formacin vinculada a los certificados de profesionalidad o ttulos de formacin profesional que se hayan iniciado en la fecha anterior y los que se convoquen con posterioridad a la misma y hasta el 31 de diciembre de 2022.

Quedan derogadas a la entrada en vigor del presente Decreto cuantas disposiciones de igual o inferior rango que contradigan lo dispuesto en l y, en particular, la normativa que, a excepcin de la referida a los apartamentos tutelados y viviendas comunitarias, se recoge en el Decreto 41/1998, de 10 de marzo, sobre los servicios sociales residenciales para la tercera edad, y sus sucesivas modificaciones.

El presente Decreto entrar en vigor el da siguiente al de su publicacin en el Boletn Oficial del Pas Vasco.

Dado en Vitoria-Gasteiz, a 30 de julio de 2019.

El Lehendakari,

IIGO URKULLU RENTERIA.

La Consejera de Empleo y Polticas Sociales,

BEATRIZ ARTOLAZABAL ALBENIZ.

Contenidos relacionados.


Competencias y transferencias

No existe ningn contenido relacionado.

Documentacin de relevancia jurdica

No existe ningn contenido relacionado.